4 trucos para organizar clases de meditación y relajación

4 trucos para organizar clases de meditación y relajación

Las clases y cursos de meditación tienen mucho éxito y parece que es algo más que una cuestión de modas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la organización de clases de meditación requiere tanta preparación y determinación como la práctica de esta disciplina. Gracias a los 4 trucos que enumeramos en este artículo, podrás lanzarte sin riesgos a la organización de tus clases.

  1. Imaginar las clases de meditación ideales
  2. Concretar tus ideas con un presupuesto y un retroplanning
  3. Lanzar la comunicación en torno a tus clases
  4. Gestionar las inscripciones, reservas y abonos

1. Imaginar las clases de meditación ideales

Coge papel y lápiz y reflexiona sobre los objetivos de tus clases. Par sacar el máximo partido a tu potencial creativo, utiliza herramientas como los mapas mentales. Un mapa mental te ayudará a ver con mayor claridad lo que puedes aportar a tus alumnos, lo que quieren aprender y los beneficios que van a obtener de tus cursos de meditación. Puedes crear tu mapa mental utilizando una herramienta gratuita online o a mano. Escribe el nombre de tu proyecto en el centro de la hoja y saca de ahí ideas, conceptos y los valores centrales del mismo. También puedes plasmar estas ideas a través de dibujos o collages. Este método tiene mucho en común con el del brainstorming pero es más lúdico y da unos resultados más precisos.

cours-meditation-relaxation-mindmap

Si no fluyen las ideas, observa lo que se está haciendo a tu alrededor, en Instagram, en Facebook y Pinterest, en blogs y podcasts especializados. Eso sí, asegúrate de no copiar tal cual ni en gran parte un concepto; esto haría que no destaques como proyecto innovador y además tus clases de meditación no tendrían tu toque personal, que es imprescindible.

Cuenta tu proyecto también a amigos y propón que prueben tus cursos para que te ayuden a perfilarlos. Seguro que están encantados —salvo si les pides que participen en 5 clases de 1 hora a la semana—. Al mismo tiempo, pregunta tus dudas a otros profesores de meditación. A partir de sus experiencias podrás progresar tú también.

2. Concretar tus ideas con un presupuesto y un retroplanning

Las clases de meditación tienen que tener lugar en un espacio agradable, con una atmósfera de relajación. Por eso, lo primero que tienes que hacer es encontrar un espacio que se adapte a este requisito para a continuación hacerte con el material y los objetos necesarios para que todos tus clientes disfruten de la práctica —sin pasarte de comodidad tampoco para que no acaben acudiendo a tus clases solamente para echarse una siesta—.

Anota en una tabla todos los costes fijos y variables y actualízalo según vaya evolucionando tu actividad de clases de meditación: alquiler de sala, esterillas, equipo de sonido, iluminación, decoración, etc. Esto te ayudará a hacer una estimación de tu capacidad de compra para los elementos que consideres imprescindibles e ir mejorando poco a poco, con el tiempo, la atmósfera de tus clases. Y sobre todo, te ayudará a fijar el precio de venta de tus cursos para que sean rentables y tu actividad se pueda sostener.

Programa todas estas compras en un retroplanning en el que añadas también las diferentes fases de lanzamiento de tus clases de meditación: creación y publicación online de tu sistema de inscripción, comunicación, sesiones de introducción, primeras clases y eventos excepcionales.

3. Lanzar la comunicación en torno a tus clases

Una buena comunicación es fundamental para atraer asistentes a tus clases de meditación. Tienes que dar a conocer tus clases a personas que ya meditan o que sienten curiosidad por probar. Para llegar a estas personas, dirígete a los espacios físicos o virtuales en los que se suelen reunir. Presta atención a sus intereses y lugares que frecuentan para apuntar mejor: restaurantes, bares, universidades, comercios locales, espacios culturales, grupos de Facebook, Instagram, etc. A continuación, crea una identidad visual y adáptala a los diferentes soportes de comunicación que vayas a utilizar: redes sociales, carteles físicos, tarjetas de visita… ¡Ya lo tienes todo para empezar a difundirlos en los espacios mencionados al principio!

Comunica a través de tu propia página web, en la que centralices al máximo la información: horarios y precios de las clases, noticias, artículos de blog, fotos, etc. Existen herramientas online, unas más intuitivas que otras, para crear tu página web de forma gratuita. ¡Con Weezevent, podrás crear gratis y con mucha facilidad un microsite personalizable y dedicado en exclusiva a tus clases!

Crea páginas de Facebook e Instagram en las que comunicar información sobre tus clases. También podrás publicar fotos y vídeos sobre la meditación y sus beneficios. Haz todo lo que puedas para que los meditadores habituales y los curiosos se fijen en ti entre todos los perfiles existentes de tu sector. ¡Sé diferente y aporta información interesante e inspiradora para tus alumnos! Que no se vayan de tu página de Facebook o Instagram sin decir «No te acostarás sin saber algo nuevo».

No dudes en lanzar concursos para aumentar tu visibilidad. Incita, por ejemplo, a seguir tus páginas de Facebook/Instagram y ha dar a «me gusta» a una publicación para entrar en el sorteo de códigos promocionales o sesiones de clase gratuitas.

4. Gestionar las inscripciones, reservas y abonos

Con Weezevent, integra un widget de venta de inscripciones en tu propia página web o crea un microsite exclusivo para tus clases en un par de clics. Independientemente de dónde decidas integrar tu widget, redacta una descripción y explica cómo inscribirse, el funcionamiento de tus clases, los horarios, los precios, cómo llegar, etc.

Simplifícate la vida con el modo sesiones. Este te permite ofrecer diferentes horarios cada día, en función de los niveles, el tipo de clase… Trata de ofrecer opciones diversas —entre semana, en fin de semana, por la mañana, por la tarde— para llegar a un mayor número de personas. Escoge el número de plazas disponibles por sesión en función del espacio del que dispongas.

Si aceptas reservas, tendrás que gestionar los pagos por tu cuenta. No olvides personalizar las instrucciones de pago —por ejemplo: «pago en clase», «solo en efectivo», «pago en 3 plazos sin gastos», etc.

Los abonos o carnets de socio con ofertas también funcionan muy bien para fidelizar a tu clientela. Weezevent te permite ofrecer tarifas reducidas a tus socios.

Por último, publica tu widget de inscripción y comparte a tu alrededor la página web en la que lo has integrado. Date a conocer y atrae cada vez más asistentes. ¡Namasté!

Escoge el colaborador adecuado y organiza ya mismo tus propias clases. Descubre todas las funcionalidades de Weeezevent que se adaptan a la perfección a la organización de clases de meditación y relajación:

Más información

Contacta con nosotros

Comparte este artículo en