4 ideas para organizar un evento sostenible

4 ideas para organizar un evento sostenible

Los eventos sostenibles y que promueven el respeto al medio ambiente, pueden servir de inspiración a organizadores de todo tipo para reducir lo máximo posible el impacto medioambiental de cualquier evento. Además de limitar las consecuencias ecológicas de tu evento, podrás desarrollar una imagen de marca positiva hacia un público cada vez más sensible a la protección del medio ambiente y frente a unos organismos que cada vez valoran y apoyan más este tipo de iniciativas, reducir ciertos costes, etc. ¡Las ventajas de hacer que tu evento sea sostenible son muchas! ¿Pero cómo hacerlo?

Antes de nada, no pienses que tienes que implantar todas las medidas de golpe. Hazlo de forma progresiva. Hay partidas más importantes que otras. Para saber priorizar, puedes empezar por hacer un diagnóstico ambiental de tu evento. Este te ayudará a identificar los ejes estratégicos prioritarios para la reducción de emisiones. El festival francés Marsatac, por ejemplo, pionero y ahora referencia en términos de responsabilidad medioambiental, empezó así.

1. Escoge con conciencia dónde tendrá lugar

Para organizar un evento sostenible, el primer paso es sin duda escoger el emplazamiento y el recinto donde se desarrollará el evento:

  • Trata de evitar espacios naturales protegidos.
  • Escoge preferentemente un lugar lo más cercano posible a una ciudad y, a poder ser, bien comunicada; así, reducirás la huella de los desplazamientos.
  • Ofrece alternativas de transporte a los asistentes, ¡las opciones son muchas!: transporte público, servicio de transfer, opciones de coche compartido o incluso acceso en coche de caballos (sí, ¡el festival Terres du Son lo ha hecho!)… Sobre todo, asegúrate de hacer una buena comunicación al respecto y animar a utilizar este tipo de transporte.

En cuanto al recinto en sí, algunos elementos en los que fijarse para escoger un recinto sostenible son: que tenga mucha luz natural, para reducir así el consumo eléctrico e incluso poder instalar paneles solares, acceso a agua potable ya instalado, así como inodoros ya construidos para evitar tener que transportar e instalar WC portátiles.

2. Haz un uso eficiente de los recursos locales y del propio recinto

El catering y las bebidas: trabaja con productores locales y prioriza los circuitos cortos. Con estas medidas, reducirás el tiempo de transporte por parte de los proveedores y estarás apoyando la zona en el que tiene lugar tu evento. Tener un impacto positivo en la zona, implicando a colectivos locales, también hace que tu evento sea más sostenible.

Los WC: las letrinas secas son la opción más ecológica. Eso sí, requieren una limpieza especialmente asidua si no quieres que sea un infierno para los asistentes.

El consumo eléctrico: es una de las principales fuentes de impacto medioambiental de un evento. Elegir un recinto que ya disponga de instalación eléctrica reduce la necesidad de generadores y, en consecuencia, el impacto de tu evento en el medio ambiente. En esta misma línea, opta por bombillas de bajo consumo y LED.

3. Comunica acerca de las medidas que has tomado

Tomar medidas para hacer tu evento más sostenible no es suficiente: es imprescindible que comuniques correctamente acerca de las mismas antes, durante y después del evento.

Comunica de forma periódica las formas de transporte disponibles para acceder al evento, animando a utilizar las más sostenibles: transporte público, coche compartido… ¿Y si ofreces entradas a precio reducido a los asistentes responsables con el medio ambiente? Puedes hacerlo activando la opción de cross-selling desde tu área privada Weezevent.

La sostenibilidad de tu evento también pasa por una elección consciente y responsable de los soportes de comunicación. Prioriza las redes sociales, los e‑mails, tu página web o una app para así reducir todo lo posible los soportes print.

Si, aun así, quieres comunicar utilizando un soporte print, escoge materiales ecológicos, optimiza al máximo el uso de cada soporte y crea una identidad gráfica ecológica: tipografía y colores que necesiten menos tinta a la hora de la impresión, tinta especial…

Si te dan miedo los costes extra que se puedan generar, busca acuerdos con proveedores de la zona para, de nuevo, apoyar a empresas locales.

Por último, evita poner información que cambie de un año para otro (fechas, programa, edición…) en los soportes que puedan ser reutilizables. Será un ahorro para futuras ediciones y la tierra estará muy agradecida.

Comunicar adecuadamente acerca de las medidas sostenibles puestas en marcha apoya la toma de conciencia del público y favorece que este tenga un comportamiento acorde durante el evento.

4. Conciencia; educa

Además de comunicar acerca de tu compromiso y de las medidas que has tomado para que tu evento sea sostenible. Puedes dar ejemplo y facilitar la conducta sostenible de los asistentes a tu evento, por ejemplo, implantando un sistema de separación de residuos bien señalizado e incluso disponiendo de un «equipo ecologista» de voluntarios que, cerca de los puntos de papeleras o contenedores habilitados para tal efecto, conciencien a los asistentes mientras comprueban que se respeta la separación. También podrían repartir ceniceros de bolsillo. Una acción de este tipo puede llegar a afectar al comportamiento de los asistentes en su día a día o darles ideas para la organización de sus futuros eventos.

Plantéate también la posibilidad de invitar como colaboradoras a asociaciones cuyo ámbito de acción sea la defensa del medio ambiente; instala stands de concienciación y habla de las medidas locales que se han tomado. 

 

Crear un evento responsable con su impacto en el medio ambiente conlleva ciertos esfuerzos, pero con estos 4 puntos ya se aborda una buena parte de los temas que contribuyen a reducir la huella medioambiental de un evento. La organización de un evento sostenible supone acercarse a los actores locales que tengan también un compromiso ecológico, para preservar el territorio y concienciar; de esta forma, tu evento conseguirá tener una imagen positiva. El cambio tiene que ser progresivo, pero hacer un evento más sostenible está al alcance de todos y, quién sabe, tal vez incluso llegues a acercarte al impacto medioambiental cero, como ya lo hacen festivales como Marsatac o Les Vieilles Charrues en Francia.

¡Nos vemos por weezevent.com!

Comparte este artículo en