Cómo la tecnología es la respuesta a los retos de la seguridad en eventos

Cómo la tecnología es la respuesta a los retos de la seguridad en eventos

La tec­nología puede ayu­dar a los orga­ni­zadores de even­tos a encon­trar solu­ciones a los difer­entes retos de seguri­dad que se plantean en cualquier even­to. Se ha puesto el foco sobre estos en los últi­mos años, pero han exis­ti­do siem­pre. Con­trol de acce­sos, caheos, movimien­tos de la mul­ti­tud, ries­gos ter­ror­is­tas, agre­siones sex­u­ales, fenó­menos mete­o­rológi­cos y, aho­ra, tam­bién, ries­gos de con­ta­gio. ¿Cómo puede la tec­nología per­mi­tir antic­i­parse a los ries­gos y tratar los inci­dentes de la for­ma más efi­caz posible?

Te trae­mos algu­nas pis­tas de reflex­ión, algu­nas de ellas comen­tadas en un taller mod­er­a­do por Weezevent en el MaMA Fes­ti­val, en com­pañía de Jérôme Tréhorel —Direc­tor del fes­ti­val Vieilles Char­rues— y Pas­cal Viot —Respon­s­able de seguri­dad del Paléo Fes­ti­val, con­sul­tor de seguri­dad para fes­ti­vales europeos y pro­fe­sor-inves­ti­gador en la École Poly­tech­nique de Lausana.

Índice

  1. Con­tro­lar la mul­ti­tud de espectadores
  2. Ges­tionar los inci­dentes: fal­ta de civis­mo, infrac­ciones, delitos
  3. Antic­i­parse a nuevos riesgos

1. Controlar la multitud de espectadores

Acceso y seguridad, el mismo combate

El con­trol de acce­so del públi­co es un reto para un even­to y espe­cial­mente para su orga­ni­zador ya que entra en juego su respon­s­abil­i­dad civ­il y penal. Esto requiere por lo tan­to la pues­ta en mar­cha de medios humanos y tec­nológi­cos para que el acce­so se desar­rolle cor­rec­ta­mente y cada año mejor. La seguri­dad, en sus dos sen­ti­dos, está en el cen­tro de este reto, pero tam­bién la for­ma en que se recibe al público.

En el Paléo Fes­ti­val, el depar­ta­men­to a car­go de este tema lle­va en su nom­bre Acce­so y Seguri­dad. Su rol va des­de la opti­mización de la expe­ri­en­cia del fes­ti­valero has­ta la gestión de urgen­cias y seguri­dad. Sus miem­bros se ponen a menudo en el lugar de los fes­ti­valeros para enten­der su recor­ri­do den­tro del fes­ti­val —el recor­ri­do del usuario—, sus movimien­tos y expe­ri­en­cias, sus necesi­dades de infor­ma­ción y expli­ca­ciones en cuan­to al con­trol y la seguri­dad, etc.

Ges­tionar mul­ti­tudes supone ges­tionar flu­jos y den­si­dad de per­sonas que van a pasar un pro­ce­so de con­trol y, en oca­siones, espera. Estas per­sonas tienen que com­pren­der por qué es nece­sario todo eso para que no ten­gan un sen­timien­to de sufrir el pro­ce­so. La seguri­dad acom­paña al recor­ri­do del asis­tente sin ago­tar­lo físi­ca y men­tal­mente y garan­ti­za la expe­ri­en­cia que el even­to promete.

¿Qué hacen las herramientas tecnológicas?

Se tienen que imple­men­tar oper­a­tivos para obser­var lo que ocurre durante el even­to, des­de el momen­to en que los asis­tentes acce­den a él has­ta la final­ización de los concier­tos. El equipo de seguri­dad tiene que ten­er ojos en todas partes para, si es posi­ble, antic­i­parse o al menos actu­ar y reac­cionar apropiadamente.

La den­si­dad de per­sonas delante de los esce­nar­ios es un pun­to que se vig­i­la espe­cial­mente ya que cualquier mul­ti­tud con­ll­e­va cier­tos ries­gos. La tec­nología inter­viene en ese momen­to para ver aque­l­lo que una per­sona no puede ver sin estas her­ramien­tas. Cámaras que per­miten hac­er zoom en la mul­ti­tud para encon­trar per­sonas que podrían caerse. Esto va a ayu­dar a tomar una decisión como parar pro­vi­sion­al­mente un concier­to o defin­i­ti­va­mente si fuese necesario.

La tec­nología ayu­da a ver mejor o a tomar mejores deci­siones. Si un even­to se ha antic­i­pa­do, tam­bién con la ayu­da de los ser­vi­cios públi­cos —por ejem­p­lo, en lo ref­er­ente a la cir­cu­lación en los alrede­dores del even­to—, es mucho más fácil reac­cionar en caso de darse una situación prob­lemáti­ca. Pero además hay que pre­v­er un pro­ce­so que se adapte a cada situación. Si el equipo de seguri­dad no ha pre­vis­to de ante­mano sus (re)acciones frente a una deter­mi­na­da situación, la tec­nología les ayu­dará a detec­tar­la, pero no a actuar.

Caso: la decisión de añadir puntos de acceso el festival Vieilles Charrues 2016

La may­oría de los even­tos no cuen­ta más que con un pun­to de acce­so para los asis­tentes. En el fes­ti­val Vieilles Char­rues, esto sig­nifi­ca 30 000 per­sonas que pueden acud­ir al mis­mo pun­to en un horario más o menos pre­vis­i­ble, lo que puede lle­gar a ser imposi­ble de ges­tionar. La primera expe­ri­en­cia pres­en­cial del fes­ti­valero será entonces hac­er cola durante lar­gos peri­o­dos de tiem­po antes de entrar. Esto no es sat­is­fac­to­rio para nadie.

Al igual que los esta­dios deportivos, Les Vieilles Char­rues se decidió por añadir pun­tos de acce­so para que un número infe­ri­or de fes­ti­valeros accediese al fes­ti­val por cada uno de ellos, pero de for­ma más fácil. Esto ha per­mi­ti­do que el acce­so sea más flu­i­do y realizar un con­trol de acce­so mejor y, en con­se­cuen­cia, mejo­rar la expe­ri­en­cia de los asistentes.

Pen­sar los nuevos recor­ri­dos y con­vencer a los fes­ti­valeros de que acu­d­an a estos nuevos pun­tos de acce­so no es algo que se hizo de la noche a la mañana. Para con­seguir­lo, fue nece­sario un tra­ba­jo pre­vio para diri­girse a los inter­locu­tores apropi­a­dos y preparar el día D para que todo saliese como esta­ba previsto.

Las her­ramien­tas tec­nológ­i­cas de medición son inno­va­ciones impor­tantes para tomar bue­nas deci­siones. Estas her­ramien­tas facil­i­tan infor­ma­ción que el orga­ni­zador no habría podi­do obten­er de otro modo, pero después hay que uti­lizarla con cabeza. En este caso, el análi­sis del número de per­sonas que acce­den por cada puer­ta puede ayu­dar a, si fuera nece­sario, mod­i­ficar la señaléti­ca y diri­gir a las per­sonas a los pun­tos de acce­so menos uti­liza­dos. De esta for­ma, el número de per­sonas que entran por cada puer­ta se reequilibraría.

Por otra parte, un arco de seguri­dad puede detec­tar un obje­to pro­hibido de for­ma más ráp­i­da que una per­sona de seguri­dad real­izan­do un cacheo. A con­tin­uación… ¿qué acción se lle­va a cabo en caso de que el arco de seguri­dad suene? Si indi­ca un ries­go inmedi­a­to, ¿qué pro­to­co­lo se ini­cia? La tec­nología es una her­ramien­ta al ser­vi­cio de un pro­ce­so pen­sa­do de la A a la Z. Gen­era una infor­ma­ción bru­ta y útil, sal­vo si se ponen en prác­ti­ca los pro­ce­sos ade­cua­dos para tratar el problema.

2. Gestionar los incidentes: falta de civismo, infracciones, delitos

Herramientas de detección para procedimientos globales

Uno de los dis­pos­i­tivos de seguri­dad que se pueden uti­lizar en even­tos son cámaras para iden­ti­ficar inci­dentes poten­ciales, espe­cial­mente para ver per­sonas que podrían estar en peli­gro en mitad de una mul­ti­tud den­sa. Pero, ¿qué pro­ce­so aplicar una vez se ha detec­ta­do un inci­dente? Si una orga­ni­zación se que­da en la con­stat­ación, sin haber prepara­do las condi­ciones para tratar el inci­dente, se puede con­ver­tir en un ver­dadero problema.

Conc­re­ta­mente, por ejem­p­lo, ¿quién decide parar un concier­to? ¿Cómo comu­ni­carse con el artista, y no sola­mente en el momen­to del inci­dente? Más vale infor­mar­le antes del concier­to de las condi­ciones en las que esto podría ocur­rir, en fun­ción de los ries­gos pre­vi­a­mente detec­ta­dos. El públi­co de Stro­mae o de NTM está suje­to a posi­bles inci­dentes por difer­entes razones que nun­ca son com­por­tamien­tos hos­tiles. La mul­ti­tud se mueve más o menos y gen­era una com­pre­sión may­or o menor en difer­entes cir­cun­stan­cias. Hay que incluir al artista y su man­age­ment en el pro­ce­so de decisión infor­mán­doles de las her­ramien­tas uti­lizadas para la detec­ción de ries­gos. Tiene que estar de acuer­do con el orga­ni­zador, al ser­vi­cio de la seguri­dad de su público.

Por parte del orga­ni­zador, es nece­sario orga­ni­zar reuniones de preparación para repar­tir los agentes de seguri­dad entre un concier­to y otro en fun­ción del públi­co esper­a­do: número de espec­ta­dores, edad media, movimien­tos típi­cos —pogos, wall of death, etc.—. Se tra­ta de preparar las condi­ciones para que el concier­to se desar­rolle como está pre­vis­to, con una capa de vig­i­lan­cia y pre­ven­ción. Es el equiv­a­lente de la preparación de los deportis­tas extremos. Hay que pro­bar con antelación la tec­nología uti­liza­da. En oca­siones, no será la apropi­a­da para el orga­ni­zador, ya que no siem­pre es posi­ble enca­jar una tec­nología con un pro­ced­imien­to concreto.

¿Qué hacer con los datos generados?

La orga­ni­zación de un fes­ti­val hoy en día puede con­seguir una can­ti­dad de datos astronómi­ca, pero tiene que ser capaz de analizar­los para sacar con­clu­siones rel­e­vantes. Para ello, pueden, por ejem­p­lo, escanear las pulseras cash­less de las per­sonas que pasan por el puesto de socor­ro, para saber si el número de heri­dos es may­or en deter­mi­nadas zonas, tras deter­mi­na­dos concier­tos, etc. De esta for­ma es posi­ble adap­tar el número per­sonas que atien­den cada puesto, etc.

Así es como Les Vieilles Char­rues pudo con­tabi­lizar el número de inter­ven­ciones en una zona del fes­ti­val en la que el ter­reno ha resul­ta­do ser peli­groso. Sin estos datos, el prob­le­ma se hubiese acaba­do cono­cien­do, pero a lo mejor se hubiese tar­da­do una o dos edi­ciones (a través de tes­ti­mo­nios, por ejem­p­lo). De esta for­ma, estas her­ramien­tas per­miten una mejor lec­tura de los fenó­menos observados.

Caso: Stromae en Les Vieilles Charrues 2014

Inven­tar un pro­ced­imien­to de seguri­dad en el momen­to del even­to no es posi­ble. Antes del concier­to de Stro­mae, el equipo del fes­ti­val Vieilles Char­rues acud­ió a var­ios concier­tos para iden­ti­ficar a su públi­co y su for­ma de moverse y reac­cionar. Obser­varon un gran número de niños entre la mul­ti­tud y esto les pare­ció peli­groso. Entonces, implan­taron un reg­istro online para cono­cer cuán­tos niños acud­irían al fes­ti­val el día de la actuación de Stro­mae en el fes­ti­val. Se lim­itó el número de entradas infan­tiles y se creó una zona espe­cial para que no hubiese 10 000* niños en mitad de la mul­ti­tud de públi­co general.

*Esti­mación del fes­ti­val para un públi­co de 70 000 asistentes/día si no se hubiera lim­i­ta­do el número de entradas infantiles.

3. Anticiparse a nuevos riesgos

Vigilancia activa y global

Los retos de seguri­dad no se solu­cio­nan de un día para otro e imple­men­tar todo en una úni­ca operación es imposi­ble. Es nece­saria una mov­i­lización gen­er­al y per­ma­nente de todo el equipo. Comu­ni­carse de for­ma reg­u­lar con los ser­vi­cios públi­cos públi­cos tam­bién per­mite antic­i­parse a numerosas situa­ciones. Inclu­so, en algunos casos, son ellos mis­mos quienes toman las deci­siones respec­to al even­to: can­celación, aplaza­mien­to, etc.

Al mis­mo tiem­po, para una vig­i­lan­cia acti­va, hay que iden­ti­ficar los ries­gos de seguri­dad emer­gentes cada año (sin dejar de lado los demás). Todos los años han de actu­alizarse en fun­ción de la evolu­ción de los com­por­tamien­tos. En el pasa­do, ocur­rían muchos acci­dentes delante del esce­nario, con muchos heri­dos e inclu­so fal­l­e­ci­dos. Después de var­ios acci­dentes y catástro­fes, los orga­ni­zadores tuvieron que pon­erse manos a la obra para actu­ar frente a ries­gos meteorológicos.

En torno a 2015, el ries­go ter­ror­ista irrumpió de for­ma vio­len­ta espe­cial­mente en Fran­cia. Sin embar­go esto no tiene que dejar de lado la pre­ven­ción del resto de ries­gos. Hoy en día los orga­ni­zadores de even­tos tienen que ten­er cier­ta madurez para nom­brar la gestión de este ries­go, colab­o­ran­do con los ser­vi­cios públi­cos para reelab­o­rar los oper­a­tivos de seguri­dad y tran­quil­izar a los asis­tentes, que tienen ten­den­cia a preocuparse.

Los nuevos riesgos

Hoy en día hay otros prob­le­mas que son el cen­tro de pre­ocu­pación, espe­cial­mente en 2021 y 2021 el ries­go de con­ta­gio por COVID-19. Los orga­ni­zadores tienen que cumplir y crear estric­tos pro­to­co­los para, no solo ase­gu­rarse de que su even­to es seguro sino que además el públi­co lo sien­ta así. La tec­nología tam­bién tiene mucho que apor­tar en este aspec­to, como las her­ramien­tas de Weezevent, pen­sadas para la vuelta segu­ra de los even­tos.

Otro de los ries­gos que esta­ban sobre la mesa, espe­cial­mente antes de la pan­demia, es el de las agre­siones sex­u­ales. El tra­ba­jo de un orga­ni­zador de even­tos impli­ca tomar con­cien­cia de los prob­le­mas de seguri­dad y crear pro­ce­sos para antic­i­parse y actu­ar frente a los ries­gos. Es lo que lla­mamos un pro­ce­so de risk-management.

En el futuro, y ya es el caso, la canícu­la supone un ries­go pre­vis­i­ble y evi­dente, pero algunos even­tos aún no están lis­tos para afrontar­lo. Lo mis­mo ocurre con las averías eléc­tri­c­as. Si tienen lugar en un recin­to com­ple­to, ¿cómo se comu­ni­cará la orga­ni­zación con la mul­ti­tud? ¿Cómo imple­men­tar un plan de con­tinuidad acti­va, para que el even­to siga en fun­cionamien­to inclu­so en caso de desas­tre o crisis?

Ya sabes cómo las her­ramien­tas que facil­i­tan el acce­so y la seguri­dad en un even­to tienen que inte­grarse en pro­ced­imien­tos glob­ales. Nues­tra solu­ción de con­trol de acce­so y su mul­ti­tud de fun­cional­i­dades for­man parte de ello. Haz clic en el sigu­iente botón y descúbrelas:

Más infor­ma­ción

Con­tac­ta con nosotros

Comparte este artículo en