Los resultados del concierto piloto con 5 000 asistentes en Barcelona demuestran que los eventos son seguros

Los resultados del concierto piloto con 5 000 asistentes en Barcelona demuestran que los eventos son seguros

Como colab­o­rador tec­nológi­co del concier­to pilo­to de Love of Les­bian cel­e­bra­do den­tro de la ini­cia­ti­va Fes­ti­vales por la Cul­tura Segu­ra (orga­ni­za­da entre otros por Cruïl­la Barcelona, Pri­mav­era Sound, Sónar, Vida Fes­ti­val, The Project) en el Palau Sant Jor­di de Barcelona el pasa­do 27 de mar­zo, teníamos muchas ganas de cono­cer los resul­ta­dos finales. ¡Y ha sido todo un éxito!

El concier­to ha con­segui­do demostrar que los concier­tos mul­ti­tu­di­nar­ios pueden ser seguros: en un pla­zo de 14 días después del even­to, de los 4.592 asis­tentes que dieron su con­sen­timien­to para el análi­sis del diag­nós­ti­co por COVID-19, tan solo 6 han sido diag­nos­ti­ca­dos de COVID-19 y en 4 de ellos se ha afir­ma­do que el con­ta­gio tuvo lugar fuera del concierto.

Además, com­para­n­do esta cifra en tér­mi­nos de inci­den­cia acu­mu­la­da, como se ha hecho tras analizar los datos con el ser­vi­cio de Vig­i­lan­cia Epi­demi­ológ­i­ca del Depar­ta­men­to de Salud de la Gen­er­al­i­tat de Cataluña, estos casos supo­nen una inci­den­cia acu­mu­la­da de 130,7 casos por 100.000 habi­tantes, mien­tras que la ciu­dad de Barcelona, en el mis­mo grupo de edad y en las mis­mas fechas, ha tenido una inci­den­cia acu­mu­la­da de 295,5 casos por 100.000 habi­tantes. Por lo tan­to, se puede afir­mar que la asis­ten­cia al concier­to fue segu­ra, lo que abre la puer­ta a la esper­an­za para la cel­e­bración de concier­tos este verano.

El concier­to se cele­bró con 5 000 asis­tentes, sin dis­tan­cia social y con mas­car­il­las FFP2 oblig­a­to­rias. Como medi­das de seguri­dad adi­cionales, se con­troló la tem­per­atu­ra cor­po­ral, se dis­pen­só gel hidroal­co­hóli­co, se dividió por sec­tores el acce­so al recin­to, al ser­vi­cio de bar y a los lava­bos y se real­izó un test de antígenos a todos los asis­tentes, que tenía que ser neg­a­ti­vo para poder acced­er al recinto.

Como colab­o­rador tec­nológi­co, no podíamos perdérnoslo y varias per­sonas de nue­stro equipo acud­ieron al concier­to. ¿Quieres ver cómo fue todo el oper­a­ti­vo? Te lo con­ta­mos en este otro artícu­lo.

¿Orga­ni­zas un concier­to? Seguro que nues­tras solu­ciones tec­nológ­i­cas son lo que necesitas.

Con­tac­ta con nosotros

Comparte este artículo en