LO HUMANO Y LO TECNOLÓGICO: El tandem ideal para un control de acceso perfecto

LO HUMANO Y LO TECNOLÓGICO: El tandem ideal para un control de acceso perfecto

AMOR A PRIMER EVENTO

Lleg­amos a la Ciu­dad Grupo San­tander donde nos esper­an el orga­ni­zador del even­to, Unión de Crédi­tos Inmo­bil­iar­ios (UCI) y, como habíamos acor­da­do, el equipo de azafa­tas y azafatos al que ten­emos que dar la for­ma­ción en el uso de nue­stros lec­tores pro­fe­sion­ales de con­trol de acce­so WeezA­c­cess Pro.

Aún no lo sabe­mos, pero este será el comien­zo de una boni­ta e insep­a­ra­ble colab­o­ración…

El equipo de Best Way Con­gre­sos y Azafa­tas, lid­er­a­do por Belén Valen­tín-Gama­zo, ha pen­sa­do en todos los detalles. Quieren que todo sal­ga a la per­fec­ción y, para ase­gu­rarse de ello, inclu­so han impre­so el lis­ta­do de asis­tentes. Les tran­quil­izamos mostrán­doles cómo ten­emos todo bajo con­trol y que no tienen de qué pre­ocu­parse. La pelota téc­ni­ca está en nue­stro ter­reno y lo cono­ce­mos al milímetro. Todo irá como la seda.

Les expli­camos cómo uti­lizar los lec­tores WeezA­c­cess Pro y las dis­tin­tas fun­cional­i­dades de las que dispo­nen nue­stros aparatos (lec­tura del códi­go QR con el escán­er pro­fe­sion­al, ya sea en soporte papel o dig­i­tal —smart­phone—, encon­trar en el lis­ta­do de asis­tentes un invi­ta­do a través de la bar­ra de búsque­da del menú «lista de con­trol», con­sul­tar los datos de con­trol de una entra­da que ya ha sido escanea­da, etc.). En menos de cin­co min­u­tos, el equipo encar­ga­do del con­trol de acce­so del even­to se mane­ja con total soltura y con­fi­an­za. La pro­fe­sion­al­i­dad de las azafa­tas y azafatos Best Way suma­da a la tec­nología y la super­visión de Weezevent, y jun­to con la conex­ión y buen ambi­ente de tra­ba­jo surgi­dos entre ambos equipos, sólo pueden ten­er como resul­ta­do un con­trol de acce­so per­fec­to: sin inci­den­cias y con una ima­gen y un tra­to a la altura del even­to.

EL TANDEM PERFECTO

Hay quien ve la tec­nología como un ele­men­to sep­a­rador, que ale­ja a las per­sonas ocu­pan­do su lugar y volvién­do­lo todo más frío; com­pli­can­do los pro­ce­sos y cre­an­do prob­le­mas, todo por pare­cer más mod­er­nos. ¡Qué uso tan equiv­o­ca­do sería! La tec­nología está aquí para facil­i­tar la tarea a las per­sonas, reducir errores y apor­tar fun­cional­i­dades que de otro modo serían impens­ables. ¡Es una her­ramien­ta! Pero, por supuesto, ¡hacen fal­ta per­sonas tra­ba­jan­do jun­to a la tec­nología!

Por eso, cuan­do en tu even­to las per­sonas y la tec­nología se alían y tra­ba­jan de la mano, ayudán­dose mutu­a­mente, todo fluye mejor que nun­ca al tiem­po que se mantiene una ima­gen cer­cana, pro­fe­sion­al y que gen­era con­fi­an­za a los asis­tentes. Además, cuan­do la tec­nología es bue­na y está bien dis­eña­da, apor­ta una tran­quil­i­dad al per­son­al que la uti­liza que ten­drá un impacto muy pos­i­ti­vo en la per­cep­ción que tienen los asis­tentes al even­to de la expe­ri­en­cia que les estás ofre­cien­do.

weezaccess-UCIDay1

LLEGAN LOS ASISTENTES: LA HORA DE LA VERDAD

Todo está prepara­do. Las chi­cas y chicos de Best Way están en sus puestos y equipa­dos con un lec­tor de con­trol de acce­so WeezA­c­cess Pro cada uno. En cuan­to apare­cen los primeros asis­tentes, el equipo desen­fun­da sus lec­tores y empieza a escanear entradas: en papel o en el móvil, en PDF o en Apple Wal­let, el paso de cada asis­tente va quedan­do reg­istra­do en los aparatos. Además, no hay dudas para el equipo: si sale rojo, no puede pasar; si sale verde, ¡ade­lante! Las entradas no supo­nen ningún prob­le­ma, per­mi­tien­do que los azafa­tas y azafatos den la mejor acogi­da y las expli­ca­ciones per­ti­nentes sin que haya blo­queo en los acce­sos.

Quince min­u­tos después, lle­ga un hom­bre de unos sesen­ta años, bus­ca su entra­da en la cartera pero sólo la encuen­tra cuan­do recuer­da que esta mañana la cam­bió al bol­sil­lo inte­ri­or de su cha­que­ta. La trae en papel y está bas­tante des­gas­ta­da: «Me la imprim­ió mi sec­re­taria hace dos sem­anas y ha esta­do guarda­da en la cartera des­de entonces», se jus­ti­fi­ca. La azafa­ta inten­ta escanear­la pero el códi­go QR está ileg­i­ble. En otras cir­cun­stan­cias, hubiera remi­ti­do al hom­bre al mostrador de inci­den­cias para, aunque no quedase reg­istra­do, com­pro­bar en los lis­ta­dos en papel que el hom­bre está entre los inscritos, pero no es nece­sario: intro­duce los números cor­re­spon­di­entes al códi­go de la entra­da de for­ma man­u­al en su WeezA­c­cess Pro y val­i­da la entra­da direc­ta­mente en el lec­tor. Fácil, rápi­do y el asis­tente agradece la gestión a la amable azafa­ta que le ha solu­ciona­do el prob­le­ma en segun­dos.

El con­trol con­tinúa sin inci­den­cias has­ta que se pre­sen­ta un caso aún más par­tic­u­lar: una mujer de medi­ana edad se dirige al equipo de Best Way apu­ra­da porque, con las prisas, se ha deja­do el bol­so en casa. Y, como no podía ser de otra for­ma, en el bol­so está su móvil (en el que tenía descar­ga­da su entra­da, en Apple Wal­let), su cartera, e inclu­so las llaves de casa. El azafa­to que le atiende en el acce­so al even­to, la bus­ca por nom­bre y apel­li­do en el lis­ta­do descar­ga­do en su WeezA­c­cess Pro: María López. Vaya, hay tres María López en la lista… No se puede val­i­dar una de las tres entradas al azar porque si no es la cor­rec­ta, cuan­do llegue la María López que tiene esa entra­da, el lec­tor indi­cará que ya está den­tro. Además, con sólo ese dato no podemos estar seguros de que tiene una entra­da vál­i­da. Pero hay otra solu­ción ráp­i­da: des­de el pro­pio WeezA­c­cess Pro, el azafa­to puede acced­er a la infor­ma­ción que María rel­lenó al inscribirse en el even­to. El for­mu­la­rio que el orga­ni­zador había crea­do para las inscrip­ciones incluía bas­tantes pre­gun­tas como de qué empre­sa viene, la ciu­dad, e inclu­so el número de telé­fono. Pre­gun­tán­dole estos datos, el azafa­to puede localizar fácil­mente cuál es su entra­da y estar seguro de que real­mente es suya. Así, la val­i­da direc­ta­mente en el lec­tor y María puede acced­er al even­to con tran­quil­i­dad.

TRANQUILIDAD PARA TODOS

El exquis­i­to tra­to del equipo de Best Way, refuerza la ima­gen pro­fe­sion­al y cer­cana que quiere dar el even­to. Además, como se han con­ver­tido en unos exper­tos de la tec­nología Weezevent, tienen con­fi­an­za abso­lu­ta en que no habrá fal­los y saben per­fec­ta­mente cómo ges­tionar los pequeños impre­vis­tos de la for­ma más efi­caz y sin que el asis­tente se quede con mal sabor de boca, sirvién­dose de la tec­nología. Para ten­er todos los flan­cos cubier­tos, Weezevent no se lava las manos y está pre­sente con un téc­ni­co que super­visa todo el pro­ce­so y se encar­ga de tratar cualquier impre­vis­to un poco más com­pli­ca­do, además de cualquier duda que pudiera sur­gir.

Weezevent, por su parte, cuen­ta tam­bién con la tran­quil­i­dad de que las chi­cas y chicos de Best Way harán un uso ade­cua­do y efi­ciente de las her­ramien­tas pues­tas a su dis­posi­ción, garan­ti­zan­do que se aproveche su poten­cial y que todo cuadre a la per­fec­ción tras el even­to.

Y por supuesto, el orga­ni­zador puede estar com­ple­ta­mente tran­qui­lo al con­tar con dos equipos pro­fe­sion­ales, coor­di­na­dos y que velan por su even­to como si fuera pro­pio.

¡Nos vemos por weezevent.com!

Comparte este artículo en