Cómo organizar un taller DIY

Cómo organizar un taller DIY

¿Se te da bien la costura o la restau­ración de muebles? ¿Sabes hacer velas o cosmética casera? Estás haciendo DIY (Do It Yourself: Hazlo Tú Mismo) y tal vez ni lo sabías.
¡Artistas, profe­sio­nales y amateurs, ¿por qué no organizar un taller DIY para compartir vuestras habili­dades y promo­cionar vuestros productos? ¡Os ayudamos! 

Nuestras abuelas lo tenían claro: hazlo tú mismo. Y la tendencia vuelve con fuerza.

El placer de crear con tus propias manos, de sentirte autosu­fi­ciente, el compromiso con el medio ambiente mediante la reuti­li­zación de materiales y creando objetos más duraderos, el senti­miento de tener algo único, ahorrar dinero… hay razones para todos los gustos y los talleres que enseñan a hacerlo están en pleno auge.

Las cosas claras

Antes de nada, hay una serie de elementos que tienes que tener muy claros, para crear tu taller en torno a ellos:

  • ¿A quién va dirigido?: Adultos, niños, parti­cu­lares, empresas… Quién va a asistir a tu taller es lo primero que tienes que saber ya que afecta a todo: contenido del taller, precio, lugar, forma de comunicar… La primera idea suele ser pensar en parti­cu­lares, pero no olvides que las empresas también buscan este tipo de talleres para sus activi­dades de teambuilding, entre otras y que las agencias de eventos también pueden necesitar tus servicios para algún evento.
  • Conoce a los asistentes: En el proceso de inscripción, incluye un formu­lario con preguntas clave para adaptar el taller a tu público final: edad, si tienen experiencia con la técnica en cuestión o no, cómo te han conocido, etc. Con Weezevent, podrás perso­na­lizar el formu­lario de inscripción a tu gusto, incluirlo en el proceso de inscripción y recuperar todos los datos intro­du­cidos cuando quieras.
  • ¿Cuál es el cupo máximo de asistentes?: Para responder a esta pregunta, hay que encontrar el equilibrio entre confort y renta­bi­lidad. Lo habitual para estos talleres son grupos de entre 4 y 15 personas. Ten en cuenta el material necesario, tus despla­za­mientos, si tienes que alquilar un espacio… y establece un mínimo y un máximo de asistentes, sin olvidarte de mantener un ambiente cercano y agradable. Con la taquilla virtual Weezevent puedes limitar el cupo de asistentes de forma que no tengas overboo­kings sorpresa.
  • ¿Qué material y qué espacio necesitas?: Tener estas dos partidas claras de antemano te ayudará a calcular tus costes fijos (herra­mientas, máquinas…) y variables (material no reuti­li­zable para cada asistente) y, por consi­guiente, a fijar tus tarifas.

Dónde, cuándo y cómo

Elige bien el sitio

Podemos dividir los talleres DIY, según dónde tienen lugar, de la siguiente manera: en el taller del artista, en la tienda del artista o alguna tienda colabo­radora, en casa de un parti­cular o en una empresa.

Cada uno tiene sus ventajas y sus desven­tajas, en función de las carac­te­rís­ticas parti­cu­lares del taller, pero en todos los casos, el espacio se tiene que adaptar correc­ta­mente al número de asistentes, la duración del taller y el material que necesitas.

  • En el taller del artista: Esta opción tiene la ventaja de que no necesitas mover el material de un sitio a otro, pero asegúrate de tener un espacio apropiado al grupo y la actividad en cuestión.
  • En la tienda del artista o de un colabo­rador: Depen­diendo de la tienda, puede que tampoco tengas que mover el material. También puede ser una oportu­nidad para enseñar tus creaciones y tal vez hacer alguna venta. Incluso, si utilizas la taquilla virtual Weezevent, podrás utilizar la función de venta cruzada y vender online artículos de tu tienda en el mismo momento de la inscripción, de forma que los asistentes sólo tengan que recogerlos el día del taller.
  • En casa de un parti­cular: Cumpleaños, taller entre amigos… hay parti­cu­lares que se reúnen para activi­dades de este tipo y disponen de un espacio apropiado para la reali­zación del taller.
  • En empresa: El auge de las activi­dades de teambuilding hace de esta opción una vía, muchas veces olvidada pero impor­tante. Además, te estarás dando a conocer a personas (los traba­ja­dores de la empresa) que a lo mejor nunca hubieran pensado en hacer este tipo de taller ¡y quieren repetir!

¡Las posibi­li­dades son ilimi­tadas! Si ninguna de estas opciones se ajusta a tus necesi­dades, explora espacios de coworking, cafeterías, consulta la dispo­ni­bi­lidad de espacios públicos, etc.

Encuentra el mejor momento

Teniendo en cuenta a quién has decidido que se dirige el taller, estudia cuál es el momento en el que dichas personas están más dispo­nibles para asistir. Si te diriges a un público traba­jador, escoge un horario de tarde-noche. Para los niños, lo mejor es hacer los talleres en fin de semana o vacaciones. En cuanto a las empresas, serán ellas las que fijen el horario y tendrás que adaptarte a él.

Siempre puedes diver­si­ficar y aprovechar recursos ofreciendo el mismo taller en diferentes horas o días. Con la taquilla virtual Weezevent, configura sesiones para un mismo evento, para que cada asistente pueda escoger el horario que mejor le convenga, mientras controlas cupos, formu­larios, pagos… ¡Fácil y rápido!

Planea el taller

Prepara, de nuevo teniendo en cuenta el tipo de público, el programa del taller.

Puedes dividirlo en:

  • Presen­tación e intro­ducción a las técnicas (historia, materiales, técnicas, usos…)
  • Parte práctica (fabri­cación del objeto)
  • Espacio para compartir impre­siones, sugerencias, etc. (puedes aprovechar, por ejemplo, el tiempo de cocción de la obra, si procede)

No olvides dejar tiempo suficiente para que los asistentes trabajen en su obra sin sentirse presio­nados. Lo ideal es que cada taller esté dedicado a una única creación; de esta forma, los asistentes concentran mejor su atención y tú ahorras en material, además de facili­tarte la logística.

¡Que se entere todo el mundo!

¿Tienes blog o página web? Es el primer sitio en el que tienes que informar sobre tus talleres. Además, te servirá para centra­lizar la infor­mación, de forma que desde otros canales puedas redirigir a los intere­sados hasta allí. Por esa misma razón y para conseguir ratios de conversión (personas que ven la infor­mación y también se inscriben al taller), lo ideal es que integres, allí donde publiques la infor­mación, tu widget de inscripción online, desde el que gestionar también el pago. ¡La taquilla virtual Weezevent la puedes integrar en un par de clics!

¿No tienes web ni blog? ¡No pasa nada! Al crear tu evento en Weezevent, se te generará automá­ti­ca­mente un microsite exclusivo para tu taller, con el widget de inscripción y pago ya integrado. El microsite es gratuito pero si quieres perso­na­li­zarlo aún más de lo que permiten las opciones básicas, tenemos opciones premium que seguro que se ajustan a lo que necesitas.

Facebook, Instagram, Twitter… ¡Es hora de dar que hablar! Crea conver­sación alrededor de lo que mejor sabes hacer y comunica con claridad sobre tu taller: en qué va a consistir, requi­sitos si los hay, qué hay que llevar, hora, lugar, precio y proceso de inscripción y pago. Crea eventos en Facebook para cada sesión, generando así más movimiento.

Por último, ¡no descartes los métodos tradi­cio­nales como la creación y distri­bución de flyers o las posibi­li­dades que te da la prensa local si les ofreces una buena historia!


Trucos Weezevent

  • Activa la opción “Compartir en redes sociales”: Esta opción de tu widget de inscripción Weezevent, hace que, en la pantalla de confir­mación de la inscripción, el asistente tenga los botones para compartir fácil­mente en redes sociales que va a asistir a tu taller, lo que te da visibi­lidad.
  • Integra tu widget de inscripción y pago en tu página de Facebook: Así, podrás aumentar la conversión y tendrás un canal de venta más. (*Facebook exige que tengas al menos 2.000 segui­dores para poder realizar esta integración).
  • Utiliza el formu­lario de inscripción para fidelizar: Recoge los datos que te interesen con el formu­lario de inscripción, incluido el correo electrónico y añade una casilla para que los asistentes acepten recibir infor­mación sobre tus talleres y creaciones. De esta forma, podrás fidelizar a los asistentes que ya te conocen.
  • Crea códigos promo­cio­nales: ¡Crea todos los códigos promo­cio­nales que quieras y envía­selos a personas concretas o comuní­calos al público general!

¡Nos vemos por weezevent.com!

Comparte este artículo en