Cómo organizar un taller DIY

Cómo organizar un taller DIY

¿Se te da bien la cos­tu­ra o la res­tau­ra­ción de mue­bles? ¿Sabes hacer velas o cos­mé­ti­ca case­ra? Estás hacien­do DIY (Do It Your­self: Haz­lo Tú Mis­mo) y tal vez ni lo sabías.
¡Artis­tas, pro­fe­sio­na­les y ama­teurs, ¿por qué no orga­ni­zar un taller DIY para com­par­tir vues­tras habi­li­da­des y pro­mo­cio­nar vues­tros pro­duc­tos? ¡Os ayu­da­mos! 

Nues­tras abue­las lo tenían cla­ro: haz­lo tú mis­mo. Y la ten­den­cia vuel­ve con fuer­za.

El pla­cer de crear con tus pro­pias manos, de sen­tir­te auto­su­fi­cien­te, el com­pro­mi­so con el medio ambien­te median­te la reuti­li­za­ción de mate­ria­les y crean­do obje­tos más dura­de­ros, el sen­ti­mien­to de tener algo úni­co, aho­rrar dine­ro… hay razo­nes para todos los gus­tos y los talle­res que ense­ñan a hacer­lo están en pleno auge.

Las cosas claras

Antes de nada, hay una serie de ele­men­tos que tie­nes que tener muy cla­ros, para crear tu taller en torno a ellos:

  • ¿A quién va diri­gi­do?: Adul­tos, niños, par­ti­cu­la­res, empre­sas… Quién va a asis­tir a tu taller es lo pri­me­ro que tie­nes que saber ya que afec­ta a todo: con­te­ni­do del taller, pre­cio, lugar, for­ma de comu­ni­car… La pri­me­ra idea sue­le ser pen­sar en par­ti­cu­la­res, pero no olvi­des que las empre­sas tam­bién bus­can este tipo de talle­res para sus acti­vi­da­des de team­buil­ding, entre otras y que las agen­cias de even­tos tam­bién pue­den nece­si­tar tus ser­vi­cios para algún even­to.
  • Cono­ce a los asis­ten­tes: En el pro­ce­so de ins­crip­ción, inclu­ye un for­mu­la­rio con pre­gun­tas cla­ve para adap­tar el taller a tu públi­co final: edad, si tie­nen expe­rien­cia con la téc­ni­ca en cues­tión o no, cómo te han cono­ci­do, etc. Con Wee­ze­vent, podrás per­so­na­li­zar el for­mu­la­rio de ins­crip­ción a tu gus­to, incluir­lo en el pro­ce­so de ins­crip­ción y recu­pe­rar todos los datos intro­du­ci­dos cuan­do quie­ras.
  • ¿Cuál es el cupo máxi­mo de asis­ten­tes?: Para res­pon­der a esta pre­gun­ta, hay que encon­trar el equi­li­brio entre con­fort y ren­ta­bi­li­dad. Lo habi­tual para estos talle­res son gru­pos de entre 4 y 15 per­so­nas. Ten en cuen­ta el mate­rial nece­sa­rio, tus des­pla­za­mien­tos, si tie­nes que alqui­lar un espa­cio… y esta­ble­ce un míni­mo y un máxi­mo de asis­ten­tes, sin olvi­dar­te de man­te­ner un ambien­te cer­cano y agra­da­ble. Con la taqui­lla vir­tual Wee­ze­vent pue­des limi­tar el cupo de asis­ten­tes de for­ma que no ten­gas over­boo­kings sor­pre­sa.
  • ¿Qué mate­rial y qué espa­cio nece­si­tas?: Tener estas dos par­ti­das cla­ras de ante­mano te ayu­da­rá a cal­cu­lar tus cos­tes fijos (herra­mien­tas, máqui­nas…) y varia­bles (mate­rial no reuti­li­za­ble para cada asis­ten­te) y, por con­si­guien­te, a fijar tus tari­fas.

Dónde, cuándo y cómo

Elige bien el sitio

Pode­mos divi­dir los talle­res DIY, según dón­de tie­nen lugar, de la siguien­te mane­ra: en el taller del artis­ta, en la tien­da del artis­ta o algu­na tien­da cola­bo­ra­do­ra, en casa de un par­ti­cu­lar o en una empre­sa.

Cada uno tie­ne sus ven­ta­jas y sus des­ven­ta­jas, en fun­ción de las carac­te­rís­ti­cas par­ti­cu­la­res del taller, pero en todos los casos, el espa­cio se tie­ne que adap­tar correc­ta­men­te al núme­ro de asis­ten­tes, la dura­ción del taller y el mate­rial que nece­si­tas.

  • En el taller del artis­ta: Esta opción tie­ne la ven­ta­ja de que no nece­si­tas mover el mate­rial de un sitio a otro, pero ase­gú­ra­te de tener un espa­cio apro­pia­do al gru­po y la acti­vi­dad en cues­tión.
  • En la tien­da del artis­ta o de un cola­bo­ra­dor: Depen­dien­do de la tien­da, pue­de que tam­po­co ten­gas que mover el mate­rial. Tam­bién pue­de ser una opor­tu­ni­dad para ense­ñar tus crea­cio­nes y tal vez hacer algu­na ven­ta. Inclu­so, si uti­li­zas la taqui­lla vir­tual Wee­ze­vent, podrás uti­li­zar la fun­ción de ven­ta cru­za­da y ven­der onli­ne artícu­los de tu tien­da en el mis­mo momen­to de la ins­crip­ción, de for­ma que los asis­ten­tes sólo ten­gan que reco­ger­los el día del taller.
  • En casa de un par­ti­cu­lar: Cum­plea­ños, taller entre ami­gos… hay par­ti­cu­la­res que se reúnen para acti­vi­da­des de este tipo y dis­po­nen de un espa­cio apro­pia­do para la rea­li­za­ción del taller.
  • En empre­sa: El auge de las acti­vi­da­des de team­buil­ding hace de esta opción una vía, muchas veces olvi­da­da pero impor­tan­te. Ade­más, te esta­rás dan­do a cono­cer a per­so­nas (los tra­ba­ja­do­res de la empre­sa) que a lo mejor nun­ca hubie­ran pen­sa­do en hacer este tipo de taller ¡y quie­ren repe­tir!

¡Las posi­bi­li­da­des son ili­mi­ta­das! Si nin­gu­na de estas opcio­nes se ajus­ta a tus nece­si­da­des, explo­ra espa­cios de cowor­king, cafe­te­rías, con­sul­ta la dis­po­ni­bi­li­dad de espa­cios públi­cos, etc.

Encuentra el mejor momento

Tenien­do en cuen­ta a quién has deci­di­do que se diri­ge el taller, estu­dia cuál es el momen­to en el que dichas per­so­nas están más dis­po­ni­bles para asis­tir. Si te diri­ges a un públi­co tra­ba­ja­dor, esco­ge un hora­rio de tar­de-noche. Para los niños, lo mejor es hacer los talle­res en fin de sema­na o vaca­cio­nes. En cuan­to a las empre­sas, serán ellas las que fijen el hora­rio y ten­drás que adap­tar­te a él.

Siem­pre pue­des diver­si­fi­car y apro­ve­char recur­sos ofre­cien­do el mis­mo taller en dife­ren­tes horas o días. Con la taqui­lla vir­tual Wee­ze­vent, con­fi­gu­ra sesio­nes para un mis­mo even­to, para que cada asis­ten­te pue­da esco­ger el hora­rio que mejor le con­ven­ga, mien­tras con­tro­las cupos, for­mu­la­rios, pagos… ¡Fácil y rápi­do!

Planea el taller

Pre­pa­ra, de nue­vo tenien­do en cuen­ta el tipo de públi­co, el pro­gra­ma del taller.

Pue­des divi­dir­lo en:

  • Pre­sen­ta­ción e intro­duc­ción a las téc­ni­cas (his­to­ria, mate­ria­les, téc­ni­cas, usos…)
  • Par­te prác­ti­ca (fabri­ca­ción del obje­to)
  • Espa­cio para com­par­tir impre­sio­nes, suge­ren­cias, etc. (pue­des apro­ve­char, por ejem­plo, el tiem­po de coc­ción de la obra, si pro­ce­de)

No olvi­des dejar tiem­po sufi­cien­te para que los asis­ten­tes tra­ba­jen en su obra sin sen­tir­se pre­sio­na­dos. Lo ideal es que cada taller esté dedi­ca­do a una úni­ca crea­ción; de esta for­ma, los asis­ten­tes con­cen­tran mejor su aten­ción y tú aho­rras en mate­rial, ade­más de faci­li­tar­te la logís­ti­ca.

¡Que se entere todo el mundo!

¿Tie­nes blog o pági­na web? Es el pri­mer sitio en el que tie­nes que infor­mar sobre tus talle­res. Ade­más, te ser­vi­rá para cen­tra­li­zar la infor­ma­ción, de for­ma que des­de otros cana­les pue­das redi­ri­gir a los intere­sa­dos has­ta allí. Por esa mis­ma razón y para con­se­guir ratios de con­ver­sión (per­so­nas que ven la infor­ma­ción y tam­bién se ins­cri­ben al taller), lo ideal es que inte­gres, allí don­de publi­ques la infor­ma­ción, tu wid­get de ins­crip­ción onli­ne, des­de el que ges­tio­nar tam­bién el pago. ¡La taqui­lla vir­tual Wee­ze­vent la pue­des inte­grar en un par de clics!

¿No tie­nes web ni blog? ¡No pasa nada! Al crear tu even­to en Wee­ze­vent, se te gene­ra­rá auto­má­ti­ca­men­te un micro­si­te exclu­si­vo para tu taller, con el wid­get de ins­crip­ción y pago ya inte­gra­do. El micro­si­te es gra­tui­to pero si quie­res per­so­na­li­zar­lo aún más de lo que per­mi­ten las opcio­nes bási­cas, tene­mos opcio­nes pre­mium que segu­ro que se ajus­tan a lo que nece­si­tas.

Face­book, Ins­ta­gram, Twit­ter… ¡Es hora de dar que hablar! Crea con­ver­sa­ción alre­de­dor de lo que mejor sabes hacer y comu­ni­ca con cla­ri­dad sobre tu taller: en qué va a con­sis­tir, requi­si­tos si los hay, qué hay que lle­var, hora, lugar, pre­cio y pro­ce­so de ins­crip­ción y pago. Crea even­tos en Face­book para cada sesión, gene­ran­do así más movi­mien­to.

Por últi­mo, ¡no des­car­tes los méto­dos tra­di­cio­na­les como la crea­ción y dis­tri­bu­ción de flyers o las posi­bi­li­da­des que te da la pren­sa local si les ofre­ces una bue­na his­to­ria!

¡Nos vemos por weezevent.com!


Trucos Weezevent

  • Acti­va la opción “Com­par­tir en redes socia­les”: Esta opción de tu wid­get de ins­crip­ción Wee­ze­vent, hace que, en la pan­ta­lla de con­fir­ma­ción de la ins­crip­ción, el asis­ten­te ten­ga los boto­nes para com­par­tir fácil­men­te en redes socia­les que va a asis­tir a tu taller, lo que te da visi­bi­li­dad.
  • Inte­gra tu wid­get de ins­crip­ción y pago en tu pági­na de Face­book: Así, podrás aumen­tar la con­ver­sión y ten­drás un canal de ven­ta más. (*Face­book exi­ge que ten­gas al menos 2.000 segui­do­res para poder rea­li­zar esta inte­gra­ción).
  • Uti­li­za el for­mu­la­rio de ins­crip­ción para fide­li­zar: Reco­ge los datos que te intere­sen con el for­mu­la­rio de ins­crip­ción, inclui­do el correo elec­tró­ni­co y aña­de una casi­lla para que los asis­ten­tes acep­ten reci­bir infor­ma­ción sobre tus talle­res y crea­cio­nes. De esta for­ma, podrás fide­li­zar a los asis­ten­tes que ya te cono­cen.
  • Crea códi­gos pro­mo­cio­na­les: ¡Crea todos los códi­gos pro­mo­cio­na­les que quie­ras y envía­se­los a per­so­nas con­cre­tas o comu­ní­ca­los al públi­co gene­ral!
Compartir este artículo