5 razones para pasar al cashless en 2020

5 razones para pasar al cashless en 2020

Desde que en 2015 el primer festival francés utilizó el cashless Weezevent, se ha producido una ola hacia el resto de festivales del país. Desde entonces, esta revolución tecnológica ha ido llegando también a otros tipos de eventos y espacios de ocio. Por ejemplo, EL Festival, en Barcelona, ha utilizado el cashless Weezevent por segunda vez en 2019, el Campeonato del Mundo de Dardos en Londres también se ha lanzado al cashless este último año, ¡y muchos más! Tal vez en 2020 le toque a tu evento sumarse a la revolución… ¡Te contamos por qué sería una buena idea!

Índice

  1. Aumentar la cesta media
  2. Reducir las colas
  3. Contar con estadísticas detalladas
  4. Mejorar la seguridad
  5. Reducir los costes de personal

1. Aumentar la cesta media

Ofrecer el pago cashless a los asistentes a tu evento puede hacer que aumente la cesta media de bebidas, restauración y merchandising en hasta un 30%. El pago con pulsera o tarjeta NFC es tan rápido y fácil que anima a los asistentes a consumir sin ninguna barrera. Pero no solo eso: los asistentes que hayan cargado dinero en su cuenta cashless con antelación, ya habrán asumido ese gasto y podrán permitirse gastar más el día del evento. Además, especialmente si tu política es devolver al asistente que lo solicite (o sin necesidad de solicitarlo) el saldo restante en su soporte cashless tras el evento, este no tendrá necesidad de ir midiendo sus recargas y consumirá sin preocupación.

2. Reducir las colas

Utilizar un sistema de pago cashless en tu evento reduce drásticamente las esperas, para empezar, en las barras y puestos de comida. Las transacciones se procesan en pocos segundos y mucho más rápido que con tarjeta o efectivo. El camarero o vendedor ya no tiene más que introducir el pedido en un terminal de pago cashless y acercarlo a la tarjeta o pulsera NFC para completar la transacción.

Al mismo tiempo, el sistema NFC permite controlar el acceso de los asistentes en las diferentes entradas y zonas restringidas de tu evento. Ya no necesitan volver a mostrar su entrada para escanearla, no la pierden y todas las colas avanzan más rápido. Todo esto reduce el nivel de estrés de los asistentes y de tu staff, que tampoco tiene que volverse loco con extensos códigos de colores de pulsera para hacer controles visuales en los que es probable caer en errores humanos. Todo el mundo está más relajado y tu evento saca provecho de ello ya que esto anima al consumo y a que todo fluya.

3. Contar con estadísticas detalladas

Un sistema de pago cashless te da acceso a estadísticas detalladas sobre el comportamiento de compra de los asistentes: puntos de venta preferidos, horas punta, etc. También puedes identificar a los mayores consumidores y los productos más vendidos. Cada transacción queda registrada informáticamente para que los errores humanos no tengan cabida. El análisis de los datos se vuelve mucho más fácil y rápido.

4. Mejorar la seguridad

Al implantar un operativo cashless, tu evento se vuelve automáticamente más seguro. Como los asistentes pueden acudir al evento sin efectivo ni tarjeta de crédito, pueden estar más despreocupados y a gusto. Los hurtos también disminuyen. El staff en las barras y puestos de comida también se ve beneficiado porque hay mucho menos trabajo de vigilancia que realizar. El efectivo que se puede mover en el evento quedaría relegado a los puestos de recarga física, lo que permite una disminución de las necesidades de medidas y personal de seguridad por la mayor concentración y eficiencia de los mismos. Los pagos son virtuales, por lo que tampoco hay efectivo perdido o robado de las cajas. La posibilidad de fraude también se ve reducida a mínimos.

5. Reducir los costes de personal

Como con el cashless las transacciones son mucho más sencillas y rápidas, un camarero o vendedor puede gestionar más pedidos en el mismo tiempo. Toma nota del pedido, valida el pago y sirve el pedido en menos tiempo de lo que hubiera tardado en solamente tramitar la transacción sin cashless. De esta forma, podrías asignar más tareas a tu staff o simplemente reducir los efectivos si pasas al cashless.

En nuestra experiencia cashless desde 2015, hemos podido observar un gran número de buenas prácticas por lo que hemos decidido transmitirlas en una guía práctica gratuita para todos los organizadores de eventos. No esperes más y descúbrela haciendo clic en este botón:

Leer el Libro blanco del cashless

No dudes en ponerte en contacto con nosotros directamente si tienes alguna pregunta sobre el cashless.

Comparte este artículo en