5 razones para pasar al cashless en 2020

5 razones para pasar al cashless en 2020

Des­de que en 2015 el primer fes­ti­val francés uti­lizó el cash­less Weezevent, se ha pro­duci­do una ola hacia el resto de fes­ti­vales del país. Des­de entonces, esta rev­olu­ción tec­nológ­i­ca ha ido lle­gan­do tam­bién a otros tipos de even­tos y espa­cios de ocio. Por ejem­p­lo, EL Fes­ti­val, en Barcelona, ha uti­liza­do el cash­less Weezevent por segun­da vez en 2019, el Campe­ona­to del Mun­do de Dar­d­os en Lon­dres tam­bién se ha lan­za­do al cash­less este últi­mo año, ¡y muchos más! Tal vez en 2020 le toque a tu even­to sumarse a la rev­olu­ción… ¡Te con­ta­mos por qué sería una bue­na idea!

Índice

  1. Aumen­tar la ces­ta media
  2. Reducir las colas
  3. Con­tar con estadís­ti­cas detal­ladas
  4. Mejo­rar la seguri­dad
  5. Reducir los costes de per­son­al

1. Aumentar la cesta media

Ofre­cer el pago cash­less a los asis­tentes a tu even­to puede hac­er que aumente la ces­ta media de bebidas, restau­ración y mer­chan­dis­ing en has­ta un 30%. El pago con pulsera o tar­je­ta NFC es tan rápi­do y fácil que ani­ma a los asis­tentes a con­sumir sin ningu­na bar­rera. Pero no solo eso: los asis­tentes que hayan car­ga­do dinero en su cuen­ta cash­less con antelación, ya habrán asum­i­do ese gas­to y podrán per­mi­tirse gas­tar más el día del even­to. Además, espe­cial­mente si tu políti­ca es devolver al asis­tente que lo solicite (o sin necesi­dad de solic­i­tar­lo) el sal­do restante en su soporte cash­less tras el even­to, este no ten­drá necesi­dad de ir midi­en­do sus recar­gas y con­sumirá sin pre­ocu­pación.

2. Reducir las colas

Uti­lizar un sis­tema de pago cash­less en tu even­to reduce drás­ti­ca­mente las esperas, para empezar, en las bar­ras y puestos de comi­da. Las transac­ciones se proce­san en pocos segun­dos y mucho más rápi­do que con tar­je­ta o efec­ti­vo. El camarero o vende­dor ya no tiene más que intro­ducir el pedi­do en un ter­mi­nal de pago cash­less y acer­car­lo a la tar­je­ta o pulsera NFC para com­ple­tar la transac­ción.

Al mis­mo tiem­po, el sis­tema NFC per­mite con­tro­lar el acce­so de los asis­tentes en las difer­entes entradas y zonas restringi­das de tu even­to. Ya no nece­si­tan volver a mostrar su entra­da para escanear­la, no la pier­den y todas las colas avan­zan más rápi­do. Todo esto reduce el niv­el de estrés de los asis­tentes y de tu staff, que tam­poco tiene que vol­verse loco con exten­sos códi­gos de col­ores de pulsera para hac­er con­troles visuales en los que es prob­a­ble caer en errores humanos. Todo el mun­do está más rela­ja­do y tu even­to saca prove­cho de ello ya que esto ani­ma al con­sumo y a que todo fluya.

3. Contar con estadísticas detalladas

Un sis­tema de pago cash­less te da acce­so a estadís­ti­cas detal­ladas sobre el com­por­tamien­to de com­pra de los asis­tentes: pun­tos de ven­ta preferi­dos, horas pun­ta, etc. Tam­bién puedes iden­ti­ficar a los may­ores con­sum­i­dores y los pro­duc­tos más ven­di­dos. Cada transac­ción que­da reg­istra­da infor­máti­ca­mente para que los errores humanos no ten­gan cabi­da. El análi­sis de los datos se vuelve mucho más fácil y rápi­do.

4. Mejorar la seguridad

Al implan­tar un oper­a­ti­vo cash­less, tu even­to se vuelve automáti­ca­mente más seguro. Como los asis­tentes pueden acud­ir al even­to sin efec­ti­vo ni tar­je­ta de crédi­to, pueden estar más despre­ocu­pa­dos y a gus­to. Los hur­tos tam­bién dis­min­uyen. El staff en las bar­ras y puestos de comi­da tam­bién se ve ben­e­fi­ci­a­do porque hay mucho menos tra­ba­jo de vig­i­lan­cia que realizar. El efec­ti­vo que se puede mover en el even­to quedaría rel­e­ga­do a los puestos de recar­ga físi­ca, lo que per­mite una dis­min­u­ción de las necesi­dades de medi­das y per­son­al de seguri­dad por la may­or con­cen­tración y efi­cien­cia de los mis­mos. Los pagos son vir­tuales, por lo que tam­poco hay efec­ti­vo per­di­do o roba­do de las cajas. La posi­bil­i­dad de fraude tam­bién se ve reduci­da a mín­i­mos.

5. Reducir los costes de personal

Como con el cash­less las transac­ciones son mucho más sen­cil­las y ráp­i­das, un camarero o vende­dor puede ges­tionar más pedi­dos en el mis­mo tiem­po. Toma nota del pedi­do, val­i­da el pago y sirve el pedi­do en menos tiem­po de lo que hubiera tar­da­do en sola­mente trami­tar la transac­ción sin cash­less. De esta for­ma, podrías asig­nar más tar­eas a tu staff o sim­ple­mente reducir los efec­tivos si pasas al cash­less.

En nues­tra expe­ri­en­cia cash­less des­de 2015, hemos podi­do obser­var un gran número de bue­nas prác­ti­cas por lo que hemos deci­di­do trans­mi­tir­las en una guía prác­ti­ca gra­tui­ta para todos los orga­ni­zadores de even­tos. No esperes más y descúbrela hacien­do clic en este botón:

Leer el Libro blan­co del cash­less

No dudes en pon­erte en con­tac­to con nosotros direc­ta­mente si tienes algu­na pre­gun­ta sobre el cash­less.

Comparte este artículo en