Red Bull Air Race Cannes

¡Un servicio de altos vuelos para la Red Bull Air Race Cannes!

100 000 espectadores contemplaron desde La Croisette una carrera a 25 metros sobre el agua.

En acción:
  • 100 000 espectadores en 3 días.
  • 900 terminales desplegados en La Croisette.
  • 20 000 entradas vendidas in situ.
  • 8 zonas de acceso.

Un evento seguido en 188 países.

El campeonato, cuya segunda etapa ha tenido lugar en Francia, reunió 24 pilotos acrobá­ticos sobre­vo­lando La Croisette durante 3 días. Los pilotos vuelan por un circuito marcado por pilones hinchables de 25 metros de altura, ¡a una velocidad de más de 370 km/h!

100 000 espectadores han asistido a una competición de altos vuelos.

Con este número de asistentes que recibir a lo largo de la bahía de Cannes, Red Bull ha confiado en Weezevent y sus soluciones de venta de entradas online e in situ, control de acceso y pago cashless. Un operativo concebido a medida para la organi­zación, con una gran diver­sidad de oferta de entradas para cubrir las diferentes zonas, desde el acceso para el público general hasta las gradas y zonas VIP.

Más de 20 000 entradas vendidas in situ.

Los numerosos curiosos que llegaron a disfrutar del buen tiempo en La Croisette pudieron hacerse con sus entradas direc­ta­mente allí gracias a las taquillas físicas de Weezevent, que emitieron las últimas entradas dispo­nibles durante los 3 días del evento.

Un despliegue de 900 terminales en todo el recinto.

Con 8 zonas a lo largo de La Croisette, los desafíos son muchos: una gran afluencia de público en poco tiempo (antes y después de las carreras), multitud de salidas y entradas que requieren un control siste­mático en cada puerta al tiempo que se evita la formación de colas, y la super­visión de los 900 termi­nales en un espacio de más de 2km de largo.

Con el sistema NFC, el acceso y el pago cashless se gestionan a través de los chips de las pulseras de los asistentes. Una vez han recogido su pulsera en una de las 3 puertas de acceso, los asistentes pueden moverse por La Croisette y consumir allí mismo, en los food trucks, utili­zando su pulsera precargada –o cargada en el banco cashless– para pagar..

El staff, equipado con termi­nales cashless, controla el acceso del público tanto en las zonas dentro del recinto como en los accesos desde el exterior. Estos termi­nales permiten también realizar recargas cashless en los bancos insta­lados a tal efecto. Los restau­ra­dores presentes en el evento reciben también una formación para el uso de los termi­nales de pago.

¿Preguntas? ¿Quieres una demo?

Contactar con nuestros expertos