Red Bull Air Race Cannes

¡Un servicio de altos vuelos para la Red Bull Air Race Cannes!

100 000 espectadores contemplaron desde La Croisette una carrera a 25 metros sobre el agua.

En acción:
  • 100 000 espectadores en 3 días.
  • 900 terminales desplegados en La Croisette.
  • 20 000 entradas vendidas in situ.
  • 8 zonas de acceso.

Un evento seguido en 188 países.

El campeonato, cuya segunda etapa ha tenido lugar en Francia, reunió 24 pilotos acrobáticos sobrevolando La Croisette durante 3 días. Los pilotos vuelan por un circuito marcado por pilones hinchables de 25 metros de altura, ¡a una velocidad de más de 370 km/h!

100 000 espectadores han asistido a una competición de altos vuelos.

Con este número de asistentes que recibir a lo largo de la bahía de Cannes, Red Bull ha confiado en Weezevent y sus soluciones de venta de entradas online e in situ, control de acceso y pago cashless. Un operativo concebido a medida para la organización, con una gran diversidad de oferta de entradas para cubrir las diferentes zonas, desde el acceso para el público general hasta las gradas y zonas VIP.

Más de 20 000 entradas vendidas in situ.

Los numerosos curiosos que llegaron a disfrutar del buen tiempo en La Croisette pudieron hacerse con sus entradas directamente allí gracias a las taquillas físicas de Weezevent, que emitieron las últimas entradas disponibles durante los 3 días del evento.

Un despliegue de 900 terminales en todo el recinto.

Con 8 zonas a lo largo de La Croisette, los desafíos son muchos: una gran afluencia de público en poco tiempo (antes y después de las carreras), multitud de salidas y entradas que requieren un control sistemático en cada puerta al tiempo que se evita la formación de colas, y la supervisión de los 900 terminales en un espacio de más de 2km de largo.

Con el sistema NFC, el acceso y el pago cashless se gestionan a través de los chips de las pulseras de los asistentes. Una vez han recogido su pulsera en una de las 3 puertas de acceso, los asistentes pueden moverse por La Croisette y consumir allí mismo, en los food trucks, utilizando su pulsera precargada –o cargada en el banco cashless– para pagar..

El staff, equipado con terminales cashless, controla el acceso del público tanto en las zonas dentro del recinto como en los accesos desde el exterior. Estos terminales permiten también realizar recargas cashless en los bancos instalados a tal efecto. Los restauradores presentes en el evento reciben también una formación para el uso de los terminales de pago.

¿Preguntas? ¿Quieres una demo?

Contactar con nuestros expertos